compromiso, employee engagement

5 ACCIONES PARA MEJORAR EL COMPROMISO EN TU EMPRESA

El compromiso de los trabajadores resulta indispensable para el éxito de cualquier empresa. Hacer que tus empleados estén comprometidos con la empresa significa que empaticen, se sientan identificados con la organización y sean fieles a esta, incluso en tiempos no tan favorables.

Sin embargo, al contrario de lo que se piensa, el compromiso va mucho más allá de la retención del talento. Según investigaciones de la consultora estadounidense Gallup, mantener a una plantilla comprometida influye en el aumento de indicadores como las ventas, la calificación de los clientes, la productividad y la rentabilidad; y en el descenso de otros como la rotación de personal, el absentismo laboral y la calidad de productos y servicios.

Salta a la vista que reforzar el compromiso en el trabajo repercute positivamente en los resultados empresariales, pero ¿sabemos realmente cómo ponerlo en práctica?

Para empezar, es importante destacar que el compromiso laboral, también conocido como Employee Engagement, es un concepto muy amplio que hace referencia el vínculo emocional que los empleados mantienen con la empresa y sus objetivos.

Entre las variables que se toman en consideración para poder definir el Engagement en el trabajo destacan el nivel de satisfacción de los empleados con sus condiciones de trabajo, su bienestar físico y mental y su plena realización profesional. En cualquier caso no conviene confundir el Engagement con la felicidad del empleado, puede haber trabajadores felices pero poco comprometidos.

De cara a reforzar el compromiso de los empleados, las empresas pueden poner en práctica planes de Employee Engagement, si no sabes por donde empezar, te sugerimos algunas actuaciones claves para contar con una fuerza de trabajo comprometida, y que realmente aporte valor a la organización:

1. Involucra al empleado de la filosofía de la empresa

Cuando el talento humano de una empresa siente que su tarea del día a día tiene un impacto real, está satisfecho al percibir los resultados.

Trazar una misión, valores e identidad corporativa atractiva e inspiradora, y trasmitirla correctamente a cada una de las personas que forman parte de tu plantilla, es imprescindible para convertir tu marca de empleador en una filosofía de trabajo entre los empleados; y animarles a participar y a proponer posibles mejoras los hará sentirse parte de ella.

2.Fomenta el trabajo en equipo y la confianza

El trabajo en equipo depende de que tan bien se lleven los empleados, interactúen entre sí y participen activamente para fomentarlo en toda la empresa. Y aunque algunos perfiles profesionales ofrecen un mejor rendimiento trabajando en solitario, está demostrado que las plantillas más cohesionadas presentan mayores niveles de satisfacción laboral y, por ende, de compromiso con la empresa.

Sacar a tus trabajadores de su zona de confort con actividades de team building puede ayudar a fortalecer las relaciones y a establecer vínculos entre compañeros, asociando el entorno laboral a todo tipo de experiencias positivas y aumentando así la confianza.

3. Ofrece oportunidades de crecimiento y formación

Es evidente que apostar por la formación del empleado significa apostar por la productividad, ya que potenciamos a nuestra plantilla proporcionándole nuevos conocimientos y habilidades a través de planes formativos. Dar a los empleados la posibilidad de crecer profesionalmente dentro de la empresa, y acceder a cursos de formación, conferencias, certificaciones y otros eventos que incrementen sus oportunidades de educación y aprendizaje, es una iniciativa que sin dudas generará el compromiso de los empleados.

Además, el empleado sentirá la satisfacción de trabajar para una organización que apuesta por su futuro. Ofrecer formación continua puede llegar a ser valor diferencial frente a la competencia.

4. Apuesta por la comunicación, la retroalimentación y el reconocimiento

En primer lugar, para que un empleado se sienta comprometido con la empresa es vital que sienta que está realizando un trabajo significativo y que entienda en todo momento cómo y cuánto está aportando a la compañía. Por eso, es determinante que el trabajador reciba regularmente feedback acerca de cómo está trabajando y de cuál es el camino para seguir. De esta manera, por una parte, el empleado siente que su trabajo tiene un valor y, por otra, la empresa puede corregir a tiempo posibles errores y aumentar así la eficacia del trabajo.

Cuando las personas saben que están haciendo algo bien, lo seguirán haciendo. Reconocer a los empleados por el trabajo bien hecho puede ayudar a que se sientan más motivados y con más ganas de seguir generando resultados. Si bien esto no implica ignorar los errores, se trata de no hacer de las “debilidades” la única área de enfoque de la retroalimentación.

5. Crea expectativas realistas

Otro de los puntos clave es el control del estrés y la insatisfacción por establecer metas ambiciosas y poco realistas.

Las cargas de trabajo mal gestionadas y los objetivos inalcanzables son claves para evitar la frustración de los trabajadores, que a la larga se traduce en desmotivación y poco rendimiento. Tener unas expectativas demasiado altas puede causar gran estrés, por lo tanto, es importante revisar frecuentemente la sobrecarga de trabajo y conocer las opiniones de cada uno sobre las tareas asignadas y su capacidad de llevarlas a cabo.

 

Como hemos visto, el Employee Engagement debe ser reconocido como parte de la estrategia de cualquier empresa, ya que repercutirá positivamente en sus resultados y en el bienestar de los profesionales que hacen parte de ella.

En Rawson BPO tenemos muy claro que si queremos ganar el corazón de nuestros clientes, primero tenemos que ganar el corazón de nuestros empleados. Por ello, trabajamos cada día en nuestro Employee Engagement para tener un equipo cada vez más motivado y más comprometido.

1 comentario en “5 ACCIONES PARA MEJORAR EL COMPROMISO EN TU EMPRESA”

  1. Pingback: COMUNICACIÓN INTERNA - UNA VENTAJA COMPETITIVA

Deja un comentario