Metodologia OKR

Metodología OKR para la gestión de equipos

Andrew Grove, ex CEO de Intel, fue el creador de la metodología OKR durante los años 70 y responsable de su implementación en esta empresa. Actualmente empresas como Google, Twitter o Linkedln hacen uso de esta metodología para su gestión.

La metodología OKR, que en español significa Objetivos y Resultados Clave (Objectives and Key results), es un método de gestión interno que se basa en la fijación de objetivos y resultados clave para organizar el trabajo de la empresa y ayudar a los empleados a conocer cuáles son sus objetivos. Un objetivo es una meta no cuantificable que se alcanza consiguiendo resultados claves, que si son medibles y cuantificables.

Es un método muy útil e innovador para las empresas, porque ayuda a que los equipos sepan que tareas son importantes. Además, marcar los objetivos es la mejor forma para motivar a los empleados y que cumplan las metas.

Con la metodología OKR se definen los objetivos y metas de los empleados y en función de los resultados obtenidos, medir el progreso de cada uno.

Como implementar la metodología OKR en la empresa
      1. El primer paso es definir el objetivo general. Después definir objetivos más específicos para cada departamento e incluso para cada trabajador, con el fin de conseguir el objetivo general.
      2. Límite temporal. Los objetivos deben ser concretos y lo ideal es establecer 3 o 4 objetivos cada trimestre, para poder cumplir el objetivo general anual. Los objetivos que se planifiquen para mas 3 tres meses de plazo suelen ser difíciles de conseguir. En la metodología OKR, los plazos utilizados para evaluar si la empresa ha alcanzado las metas suelen ser tres meses para lograr objetivos concretos y un año para alcanzar el objetivo general.
      3. Resultados clave. Cada objetivo concreto se alcanza consiguiendo resultados clave. Cada objetivo debe lograrse mediante 3 resultados clave.
      4. Acciones clave. Los resultados se obtienen con la realización de acciones clave. Cuando ya se han fijad los resultados clave que hay que lograr, se establecen las acciones que va a realizar cada equipo o trabajador para alcanzar ese resultado. Los empleados pueden proponer ideas para alcanzar los resultados.

Los objetivos deben ser ambiciosos para que puedan tener un impacto notable en los resultados de la empresa. Sin embargo, no se puede caer en el error de proponer objetivos inalcanzables que no puedan ser logrados y acaben generando frustración y desmotivación a los empleados.

Beneficios de la metodología OKR para las empresas

Compromiso para la consecución de objetivos
Los objetivos comunes ayudan a los empleados a comprometerse más con el trabajo y puede ayudar a mejorar su rendimiento. Esta metodología fomenta el trabajo en equipo, haciendo que todos los trabajadores se valoren entre sí y colaboren para lograr un objetivo común.

Disminuye el riesgo de sufrir una crisis
Tener unos objetivos marcados permite solucionar mejor las crisis y a mantener el funcionamiento y la actividad empresarial en los periodos difíciles.

Unión en la empresa
La metodología OKR permite que todos los departamentos remen en la misma dirección para conseguir los mismos objetivos. Permite una comunicación más precisa entre los departamentos y hace trabajadores se involucren más en la empresa.

No confundir los OKR´s con los KPI´s

Las empresas utilizan los OKR´s para salir de su situación actual y llegar a nuevos terrenos más ambiciosos. Sin embargo, los KPI´s son indicadores que miden el rendimiento y el progreso de una actividad que ya se esta realizando.

Aunque son metodologías diferentes, ambas se complementan y los KPI´s pueden servir de inspiración para marcar los objetivos de la metodología OKR.

En definitiva, para que en una empresa todos los empleados se enfoquen hacia una misma meta, es necesario establecer metodologías de gestión interna que favorezcan el trabajo en equipo. La metodología OKR permite definir objetivos comunes y estrategias que garanticen el existo de la organización.

 

#comunicacioninterna #metas #metodología #objetivos #recursos humanos #resultados

Deja un comentario